Consejos Prácticos

Salvia sclarea

4 noviembre, 2011
aceite esencial de salvia sclarea ALQVIMIA

La salvia sclarea fue una planta muy utilizada durante la Edad Media pero con el paso del tiempo ha ido perdiendo popularidad. Durante esta época la salvia sclarea era llamada Oculus Christi, el ojo de Cristo. Actualmente, al igual que ha pasado con la mayoría de hierbas medicinales, los usos tradicionales de la salvia han ido desapareciendo de nuestra cultura, aunque presenta unas propiedades altamente eficaces y potentes.

En Francia también se denomina “toute bonne”, que significa buena para todo. En inglés se llama Clary Sage y proviene de clear eye (“ojo claro”), pues un uso muy común y tradicional de la planta era como tónico para los ojos, para calmarlos o limpiarlos. También puede llamarse salvia romana.

Botánicamente perteneciente a la familia de las labiadas y originaria del sur de Europa. Existen muchas especies de salvia, aunque ésta es la mayor de todas. Sus tallos alcanzan el metro de altura y presenta unas enormes hojas puntiagudas y pilosas. Durante la época de floración nacen de los tallos unas hermosas florecillas azuladas. Es una planta herbácea bianual.

Composición del aceite esencial de Salvia Sclarea

El aceite esencial de la salvia sclarea se obtiene mediante la destilación al vapor de sus hojas y sus partes florecidas. Se obtiene un líquido amarillento con un olor particular, dulce y mentolado herbáceo.

Sus componentes principales son: acetato de linalilo (hasta un 75%), linalol, pineno, mirceno, felandreno, entre otros.

Hay que destacar también que según la procedencia geográfica la salvia romana puede presentar distintos quimiotipos, es decir, según su origen se compone de algunas moléculas distintas que diferencian unas salvias de otras.

Propiedades farmacológicas

aceite esencial de Salvia Sclarea ALQVIMIACon una propiedad antimicrobiana profundamente consensuada por varios estudios en el laboratorio, la salvia romana puede actuar como un buen antiséptico, para infecciones de garganta, estomacal, etc.

Otra propiedad indispensable de la salvia es su poder calmante y relajante que sirve de aliado para varas dolencias. Físicamente ayuda en casos de tensiones, dolores y molestias musculares así como depresiones, tensiones nerviosas y desórdenes relacionados con el estrés a nivel emocional. También actúa como espasmódico, aliviando síntomas asmáticos y calmando y ralentizando la respiración ayudando a encontrar la paz interior y el equilibrio.

Resultados cosméticos

En el siglo XVII, el herbolario Culpeper ya mezclaba las hojas de la salvia romana con vinagre y miel para combatir infecciones dermatológicas.

Importante equilibrante para la piel y el cabello, se convierte en un ingrediente indispensable para preparaciones destinadas a pieles mixtas/grasas y cueros cabelludos grasientos.

Ideal en casos de acné o furúnculos. También se indica para problemas en el cuero cabelludo, como puede ser presencia de caspa o la caída del pelo.

Su aroma es muy utilizado para perfumar jabones, detergentes, cosméticos, etc. Además, también puede usarse como elemento fijador para perfume, haciendo así su fragancia más duradera. En el campo alimentario la salvia romana se ha empleado para perfumar bebidas del tipo moscatel.

Aliada femenina

Desde los tiempos más remotos esta planta ha ido estrechamente ligada a la naturaleza femenina. Ha sido utilizada para combatir los síntomas premenstruales, los propios dolores menstruales, desordenes hormonales, durante la menopausia, para combatir dismenorreas, amenorreas, etc.

Además, al igual que la lavanda, la salvia sclarea se utiliza como tranquilizante durante el parto, pues ayuda a calmar los dolores para amenizar y relajar a la madre durante el nacimiento de su bebé.

Muchos herbolarios recomiendan la salvia romana para parejas que tengan dificultades para tener hijos, es una planta íntimamente ligada al sistema reproductivo de la mujer. De hecho la cultura egipcia ya habla de la salvia romana como curación de la infertilidad, mientras que los romanos la utilizaban para prolongar su vida…

Efectos adversos

No se han detectado importantes efectos adversos con la salvia romana. En concreto esta salvia es la menos tóxica de todas las salvias existentes en la naturaleza, incluso menos que la común.

Aún así, se recomienda evitar su uso durante el embarazo y la lactancia. Exceptuando el momento del parto, dónde podría ser de ayuda gracias a sus propiedades calmantes.

Para su aplicación, recordar que las dosis recomendadas son del 1% para un uso previsto facial y del 3% para un uso corporal.

You Might Also Like